Gatos persas

Los gatos persas son quizá los felinos más glamorosos y aristocráticos del mundo de los gatos. Conocidos por sus rostros tiernos, su pelaje majestuoso y su carácter tranquilo, estos gatos se han convertido en una de las mascotas más populares alrededor del mundo. Los gatos persas no suelen ser agresivos, pero eso no quiere decir que no reaccionen negativamente cuando sean molestados por niños u otras mascotas. Si este gato recibe el trato dulce y digno que se merece, el propietario podrá tener la garantía de contar con un felino faldero que disfruta de caricias e incluso un buen tiempo de cepillado de pelaje.

gatita de la raza persa

Si deseas adoptar a uno de estos pequeños, debes tener en cuenta algunos aspectos importantes para ofrecerle una excelente calidad de vida dentro del hogar, incluidas sus necesidades de mantenimiento y los problemas de salud que está propenso a sufrir por disposición genética. En esta ocasión, te contamos todo lo que necesitas saber sobre estos adorables gatos.

Características generales de los gatos persas

El persa es un gato de tamaño mediano cuyo peso suele variar entre 2,8 y 6,8 kg. Sus huesos son pesados y luce enorme debido a su pelaje denso. Se podría decir que el aspecto de este gato roza lo ostentoso. Su cuerpo es corto, pero robusto, sus patas exponen gran grosor y su cuello es grueso y corto. La cabeza tiene forma redonda al igual que los ojos, los cuales se muestran expresivos. La cola de este felino es corta.

Visto de perfil, el gato persa tiene la cara plana y la nariz parece más bien un adorno, es decir, no predomina en las facciones principales del animal, dándole una apariencia dulce. Su pelaje es grueso, largo, abundante, y debe ser brillante o lustroso. Dependiendo del color, la textura del pelaje suele variar entre distintos tipos de algodonoso.

Historia de los gatos persas

El persa es una de las razas de gatos más antiguas, aunque los registros históricos suelen ser un poco confusos. Se cree que su origen se remonta a la antigua Mesopotamia, que luego pasó a llamarse “Persia” y, actualmente, es Irán. Es probable que el pelo largo y majestuoso de la raza haya sido producto de mutaciones naturales a lo largo de su desarrollo.

gato persa blanco

La apariencia llamativa de estos gatos atrajo la atención de la nobleza italiana durante el siglo XVII, pero la raza ya estaba presente en el país europeo en el siglo XVI. Pietro Della Valle, un explorador italiano que recorrió toda la región de Oriente Próximo, habría sido el responsable de llevar a los primeros gatos persas a suelo italiano en el año 1626. En ese entonces, los felinos exponían un pelaje sedoso y brillante de color gris, pero la cría selectiva de estos gatos los ha llevado a exhibir actualmente una amplia gama de colores.

Hasta finales del siglo XIX, cuando se popularizó la cría de gatos, los felinos de pelo largo procedentes de Turquía, Afganistán, Persia y otras regiones exóticas, se conocieron como gatos asiáticos. En 1871, durante la exposición de Crystal Palace, el gato persa fue mostrado con prestigio en el evento. Durante la era Victoriana, este gato se asoció comúnmente con la realeza y las personas más influyentes.

Desde entonces, la cría selectiva del gato persa ha moldeado su apariencia a conveniencia de los fanáticos de la raza. De hecho, muchos de estos felinos han sido desarrollados para que expongan la nariz chata, la cabeza redondeada, las mejillas abultadas, el cuerpo robusto y los ojos expresivos. Inicialmente, el pelaje del gato persa era más largo y sus patas más cortas que en la actualidad.

Personalidad y carácter de los gatos persas

El persa es un felino que expone una gran dignidad en cualquier lugar y es popular por su carácter dulce y tranquilo, aunque puede mostrar explosiones felinas como cualquier gato. Este gato parece diseñado para adornar cualquier estancia dentro del hogar, pero quizá el lugar más apropiado para su descanso sea en el regazo de su dueño o en un mueble especialmente diseñado para él. Los gatos personas pueden ser amigables con los niños y dejarse peinar el cabello por ellos. Si tienes un bebé en casa, seguramente este felino girará alrededor de su coche con intención cariñosa y sabrán socializar adecuadamente siempre que se le trate con respeto.

gato persa marrón y blanco

El gato persa será un eterno escéptico con los extraños, y reservará sus demostraciones de afecto para los miembros de la familia, es decir, en aquellos en los que confía. Este gato no tolera los entornos donde haya demasiado ruido, y siempre preferirán la tranquilidad del hogar. El persa únicamente se hará notar cuando tiene alguna necesidad, incluido el alimento y el tiempo de entretenimiento con su juguete favorito.

Los gatos persas no tienden a ser trepadores dentro del hogar, lo que significa que no deberás preocuparte porque se suba al mesón de la cocina o dañe la cortina. Estas mascotas se sentirán satisfechas y dominantes desde sus alfombras, almohadones o sillones. Si estas demasiado ocupado dentro de casa o estás en el trabajo, es probable que tu gato se suba a la silla, el sofá o la cama hasta que llegues y tenga tu completa atención. Como puedes ver, no es un gato demasiado exigente.

Problemas de salud del gato persa

Todas las razas de gatos son propensas a padecer diversos problemas de salud debido a factores hereditarios. Si un criador te dice que el gato no tiene predisposiciones genéticas de salud, simplemente está mintiéndote o no conoce la raza. Si esto te ocurre, huye de ese lugar y consigue un criador profesional que pueda ofrecerte pruebas de que el tu gato no presenta ningún problema de salud y sus padres no tengan patologías conocidas.

gato persa peludo color naranja

Algunas de las enfermedades y condiciones que pueden afectar la calidad de vida de los gatos persas incluyen la atrofia progresiva de la retina, la enfermedad renal poliquística, cistitis (infección de la vejiga), cardiomiopatía hipertrófica, cálculos en la vejiga y derivaciones hepáticas.

Problemas oculares

La atrofia progresiva de la retina (ARP, por sus siglas en inglés) es una enfermedad que ocasiona problemas de visión durante las primeras semanas de vida del felino, específicamente entre la semana 4 y la semana 8. Para la semana 15 de vida, algunos gatos experimentan pérdida total de la visión. Actualmente, los investigadores estudian las causas de la enfermedad y la posibilidad de crear una prueba genética para identificar a los felinos que la portan.

Otros problemas oculares de los gatos incluyen los siguientes:

  • Anquilobléfaron congénita: Esta enfermedad es común en el gato persa azul y se basa en la unión entre el párpado superior e inferior a través de una membrana.
  • Entopión: Ocurre cuando las pestañas del gato tocan la córnea y la irritan, causando lagrimeo y ulceración en muchos casos. El tratamiento incluye cirugía.
  • Epífora congénita: Es el lagrimeo excesivo de los ojos, lo que oxida el pelaje de la zona ocular y genera infecciones por hongos o bacterias en esta zona. Puede tratarse con medicamentos.
  • Glaucoma primario: Ocurre cuando la presión sanguínea en el ojo genera opacidad ocular y ceguera. Puede tratarse con cirugía.

Problemas de los riñones

La enfermedad renal poliquística consiste en la degradación quística de los riñones, y posteriormente causa disfunción en este órgano. Puede presentarse en uno o ambos riñones, y las primeras señales de la enfermedad suelen aparecer entre los 7 y los 10 años de edad. Sin embargo, algunos gatos suelen presentarla mucho antes. El criador debe mostrarte los registros de salud de los padres donde se evidencie que no padecen de quistes renales. Esta enfermedad puede detectarse con una ecografía.

tres cachorros persa grises

Enfermedades urinarias

La enfermedad del tracto urinario inferior de los felinos (FLUTD) es una patología que afecta a los gatos persas, y consiste en una variedad de problemas que afectan la uretra y la vejiga. Al igual que ocurre con otras mascotas, este problema afecta gravemente la calidad de vida del gato, causando dolores agudos y, en algunos casos, la muerte del animal. Si detectas que tu gato presenta problemas para orinar, no dudes en acudir a tu veterinario.

Los principales síntomas incluyen dificultad para la micción o micción dolorosa, maullidos constantes del gato al momento de orinar, y lamerse con regularidad la zona genital. En muchos casos, orinar fuera de la caja de arena es una señal de este tipo de patología. Esta infección suele afectar predominantemente a los machos, y es más común de lo que muchas personas consideran. Por ello, requiere del apoyo estricto de un veterinario.

Cardiomiopatía hipertrófica felina (CMHF)

Es la enfermedad del corazón más común en los gatos. En muchos casos, puede ser asintomática o presentarse de manera más compleja a través de la muerte súbita o tromboembolismo. Esta patología puede presentarse en cualquier momento de la vida del felino. Algunos de los diagnósticos diferenciales incluyen hipotiroidismo, hipertensión sistémica y estenosis aórtica.

Por lo general, la ecografía suele ser el estudio diagnóstico más efectivo, ya que permite analizar la función del corazón y el nivel de falla del ventrículo izquierdo. Asimismo, este estudio permite identificar la presencia de trombos en esta cavidad o la existencia de flujo inusual. Con respecto al tratamiento, actualmente se utilizan medicamentos para reducir la hipertrofia y optimizar la función diastólica. En este sentido, los bloqueadores de calcio suelen funcionar.

¿Qué debes verificar antes de adoptar un gato persa? En primer lugar, el gato debe notarse vigoroso y sano, además de respirar con normalidad y producir únicamente cantidades normales de lágrimas. Por otra parte, los gatos persas son propensos a sufrir de dificultad respiratoria, por lo que deben estar alejados de los climas demasiado cálidos. Adicionalmente, estos felinos pueden sufrir de obesidad y de lagrimeo excesivo.

Cuidados que requieren los gatos persas

Quizá el aspecto más importante que debes considerar con respecto al cuidado de tu gato persa es su necesidad diaria de aseo. Debido a su abrigo denso y largo, este felino necesita mantenerse limpio y cepillado para evitar enredos y suciedad. Una buena idea es bañar a tu gato una vez al mes. Existen servicios profesionales de acicalamiento y aseo de mascotas que pueden ayudarte en este propósito.

Otro aspecto importante sobre el cuidado de tu gato tiene que ver con la caja de arena, ya que tu mascota puede llevarse restos de suciedad en las patas o el pelaje. Por esta razón la caja de arena debe mantenerse completamente limpia en todo momento, ya que de esta forma también ofrecerás mayor comodidad al gato. Si nota que su caja está demasiado sucia, es probable que no quiera hacer sus necesidades allí.

Como mencionamos en el apartado anterior, el lagrimeo excesivo puede ser un problema médico de los gatos peras debido a la forma aplanada de su rostro. Para evitarlo, encárgate de limpiar con un paño húmedo los extremos de los ojos. Esta rutina debe realizarse a diario, al igual que la higiene dental. El gato persa es un felino de interiores, ya que no suele enfrentarse bien a otros gatos y no tiene dotes de peleador contra otros animales. El pelaje del persa tampoco está diseñado para todos los elementos que existen al aire libre y que pueden alojarse en el pelo, como hojas de plantas, basura, etc.

Debes tener en cuenta que los gatos persas necesitan tener una nutrición balanceada para mantenerse en excelente estado físico. Esta raza no es conocida por sus excesivas muestras de energía y disposición para el ejercicio, especialmente porque han sido criados por generaciones para ser gatos falderos y como mascotas de exhibición. Por ello, es importante consultar con el veterinario cuál es la dieta más adecuada para tu gato según su peso y metabolismo.

Si bien a estos animales les gusta interactuar con objetos o juguetes, perseguir pelotas e incluso tienen instinto de presa con los roedores, esta no es su característica predominante. En vez de ello, prefieren estar acostados todo el día o moverse de lugar en lugar dentro de la casa para buscar una zona cómoda donde recostarse. Este gato es un excelente aliado para personas que tienen excesivos cambios de rutina. Al persa solo le importará dónde dormir y tener su comida a tiempo en el plato.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2022 Nombres de gatos. Todos los derechos reservados. / Y si tiénes un perro: 1000 nombres para perros